You are here

Ayurveda y las Relaciones

Escrito por Mary Thompson

 Al considerar las relaciones afectivas, surge la tentación de basar las esperanzas de su futuro basados en la constitución Ayurvédica de cada persona. Algunos piensan que ciertos tipos doshicos prosperan en relaciones mientras que otros están condenados al fracaso. La verdad del asunto es que todos aquellos que estén en un estado de equilibrio y estén activamente desarrollando su conciencia, pueden tener éxito en una relación de pareja. Los tipos doshicos son simplemente una manera que podemos determinar qué problemas pueden surgir con el transcurso del tiempo. Una vez que se reconoce y entiende la naturaleza básica de la pareja, surgen oportunidades para responder a cualquier situación con compasión. Para promover esta comprensión, es útil obtener la perspectiva ayurvédica sobre los posibles problemas de los diferentes tipos doshicos.

Cuando están equilibrados, las personas con naturaleza Vata son juguetonas, innovadoras, flexibles, sociables y divertidas. Son animados y a menudo traen un sentimiento de entusiasmo y vitalidad a la relación. Cuando están desequilibrados, son ansiosos, temerosos, abrumados, dispersos y son poco confiables. La indulgencia execsiva perturba su naturaleza Vata, pero por desgracia, esto es lo que a menudo les encanta. Irregularidad en el sueño, alimentación y en actividades diarias crean el escenario para sobrecargar Vata y pronto se empezarán a mostrar los signos de desequilibrio. La pareja de una persona con naturaleza Vata, cuando ve los patrones y las señales de advertencia, puede ayudar al poner en práctica técnicas que calmen y conecten a tierra. De esta manera se frena a la persona y se fomenta la búsqueda de un centro donde Vata pueda encontrar la paz y descansar. El descanso físico y mental, pasar tiempo en la naturaleza, la práctica de asanas de yoga y la meditación son altamente beneficiosos en la revitalización de las personas con naturaleza Vata. Otro componente importante es la reducción del exceso de actividad sexual. Así pueden reanudar su alegre entusiasmo por la vida.

Las personas con una naturaleza Pitta equilibradas se articulan y son brillantes, perspicaces, organizados y compasivos. Son eficientes y a menudo ven la mejor manera de acercarse y manejar cualquier situación. Cuando están desequilibrados, estas personas pueden ser excesivamente críticas, enojadas, controladoras e hirientes. El calor, la intensidad, la competencia y el exceso de unidad atraen a Pitta y perturban su naturaleza. Como estos comportamientos son acalorados, la pareja a menudo se convierten en el blanco de la ira de Pitta. Como los incendios necesitan combustible, una de las mejores cosas que se pueden hacer es proporcionar alimentos que enfríen Pitta, como verduras crudas o zumos. A menudo es mejor dejar la comida al alcance para que así el fuego se modere un poco. El descanso mental, la meditación y la práctica de la compasión son la clave para calmar la mente activa de Pitta. Los aromas fríos, como la menta o la lavanda, y caminar en la noche con el aire frío también ayuda a recuperar la compostura de Pitta.

Las personas con una naturaleza Kapha equilibradas son amantes, dan apoyo, son metódicos y  amigables. Nutren la relación y mantienen fuertes vínculos con la familia y amigos desde hace tiempo. Cuando están desequilibrados, estas personas pueden ser inmóviles, tercos, demasiado sentimentales y melancólicos. El apego a la rutina y la falta de actividad o de estimulación sensorial será el escenario de desequilibrio de Kapha. Cuando se nota la inercia en la pareja, es imperativo tomar medidas. Es necesario estimular la conversación, la actividad física, la diversidad en la dieta y la actividad diaria, lo que compensa el exceso de peso que atrae Kapha. Dormir menos y hacer más ejercicio, como una práctica de yoga activa, ayudan a levantar la cualidad de tierra que permite que la nube de la melancolía de Kapha se levante y la persona reanude su cuidado de los demás y de la relación.

El equilibrio es el factor clave. Cada miembro de la pareja tendrá problemas inherentes para mantener el equilibrio en la relación. A comienzos de la relación, a menudo se nos obliga a dejar a un lado lo que es necesario para nosotros para balancearnos, con el fin de estrechar la relación. Esto se hace pensando que al perder un poco de sí mismo, se puede ganar más en la relacion. Sin embargo, actuamos de manera incompatible con nuestra naturaleza y sentamos las bases para un futuro desequilibrio. El mejor regalo que uno puede aportar a una relación de pareja es una persona completa y presente, libre para compartir la aventura de la vida. Al identificar qué actividades crean desequilibrio, podemos limitar estas en nuestras vidas, tomamos pasos hacia la sanación de nosotros mismos. Al reconocer las cualidades de desequilibrio en nuestra pareja, podemos ser compasivos con sus luchas y brindar el apoyo necesario para crear equilibrio en sus vidas.