You are here

Pranayama: la respiración yóguica

     Pranayama es el conocimiento y el control del prana o energía vital. La más burda manifestación de esta energía en el ser humano es el movimiento de los pulmones y las más sutil es la de nuestros pensamientos. Así, mediante el control de prana, el Yogi puede controlar el cuerpo físico y la mente. Con la práctica pranayama, práctica de Hatha Yoga, la pureza de la mente y el cuerpo se logra, permitiendo que la mente este enfocada. Para comprender plenamente prana es esencial disponer de la visión de un maestro.

     La práctica de pranayama comienza por el control de la respiración, y en estudiantes avanzados, mediante el control de los propios pensamientos. Para controlar totalmente la respiración, uno debe concentrarse en la exhalación para ayudar en la relajación. En nuestra vida cotidiana, a menudo olvidamos exhalar adecuadamente, lo que es esencial para la inhalación más profunda, y por lo tanto tendemos a suspirar mucho.

     Inconsciente y automática de la respiración no es suficiente para enfrentar los retos de nuestra sociedad moderna. Una de las ventajas más importantes de adquirir conciencia de la respiración es que se desarrolla también una mayor conciencia del cuerpo. Esto trae conciencia acerca de la postura y enormes beneficios para la salud, así como una mayor resistencia al estrés y la tensión física.

     Los dos ejercicios de respiración básica son Kapalabhati, que consta de exhalaciones abdominales forzadas y Anuloma Viloma, que consiste en alternar el flujo de aire a través de ambas orificios nasales. Estos deben llevarse a cabo diariamente.